23.05.2022 - Max-Planck-Institut für Biochemie

Las moléculas MCM impiden la formación de bucles de ADN

El complejo proteico MCM tiene una influencia inesperada en la organización tridimensional del ADN

Todo el material genómico de una célula debe estar empaquetado en un diminuto núcleo celular de forma que, por un lado, pueda almacenarse de forma organizada y, por otro, pueda transcribirse, duplicarse o repararse según sea necesario. Diferentes proteínas se encargan de empaquetar el ADN para ahorrar espacio, pudiendo enrollarlo o formar un bucle con él. Los científicos Kikuë Tachibana y Karl Duderstadt, del Instituto Max Planck de Bioquímica (MPIB) de Martinsried, están investigando la tarea y función exactas de estas máquinas moleculares. Descubrieron que el complejo MCM desempeña un papel importante en la restricción de la formación de bucles de ADN y, por tanto, en la estructura tridimensional del genoma y en la regulación de los genes. Los resultados de la investigación se publicaron en la revista científica Nature.

Una molécula de ADN mide unos dos metros de largo y todavía tiene que ser empaquetada en un diminuto núcleo celular. Un núcleo celular tiene el tamaño aproximado de una partícula de tóner de una impresora o de una fina partícula de polvo. ¿Cómo funciona? ¿Cómo se puede almacenar y empaquetar la información genética, por un lado, y leerla, por otro? ¿Cómo se introduce en los bucles? El empaquetado y el desempaquetado son también procesos dinámicos que deben funcionar con rapidez y fluidez.

Ahora, Kikuë Tachibana, nueva directora del departamento "Totipotencia" del MPIB, y su equipo han descubierto que un complejo proteico bien conocido por su función en la replicación del ADN tiene un papel inesperado en el plegado del genoma. "Durante un simposio en el MPIB, surgió que mi nuevo colega Karl Duderstadt y yo compartíamos un interés común. Decidimos unir fuerzas para utilizar enfoques complementarios para investigar estas observaciones iniciales a nivel mecanístico". Karl Duderstadt dirige el grupo de investigación "Estructura y Dinámica de Máquinas Moleculares".

En el estudio actual, han identificado conjuntamente el complejo de mantenimiento del minicromosoma (MCM) como una nueva clase de barreras en la formación de bucles de ADN. En el proceso de formación de bucles de ADN, también llamado extrusión de bucles, intervienen principalmente tres proteínas o complejos proteicos: en primer lugar la cohesina, en segundo lugar la proteína dedo de zinc CTCF y en tercer lugar el complejo MCM. La cohesina se une al ADN e inicia la formación de un bucle. La cohesina enrolla el ADN y esto da lugar al crecimiento progresivo de un bucle. La extrusión del bucle se detiene cuando la cohesina encuentra la proteína CTCF unida al ADN, que era la única barrera conocida para la extrusión del bucle antes de este trabajo. "Aunque los detalles difieren, uno puede imaginarse que es un poco como colocar un anillo en una cinta y enhebrar la cinta a través del anillo, que queda en la base del bucle", dice Matthias Scherr, coprimer autor del estudio.

Kikuë Tachibana explica: "A diferencia del CTCF, que es una barrera específica de los vertebrados, los MCM se conservan en todos los eucariotas y arqueas. Por tanto, es fascinante considerar que podría ser una barrera ancestral para la extrusión de bucles". El trabajo plantea la posibilidad de que los encuentros de los complejos de cohesinas extrusoras de bucles con los complejos MCM formen parte de un mecanismo fundamental que organiza el plegamiento del genoma de una gran variedad de organismos.

Karl Duderstadt resume: "Nuestro descubrimiento sólo ha sido posible gracias a la formación de un increíble equipo internacional con experiencia en una amplia gama de áreas. Este trabajo es un testimonio de lo que es posible cuando se tienden puentes entre campos. Estoy convencido de que nos esperan muchas más sorpresas a medida que exploremos más a fondo la red de interacciones que controlan la organización cromosómica."

Nota: Este artículo ha sido traducido utilizando un sistema informático sin intervención humana. LUMITOS ofrece estas traducciones automáticas para presentar una gama más amplia de noticias de actualidad. Como este artículo ha sido traducido con traducción automática, es posible que contenga errores de vocabulario, sintaxis o gramática. El artículo original en Inglés se puede encontrar aquí.

Max-Planck-Institut für Biochemie

Recommiende artículo PDF / Imprimir artículo

Compartir

Hechos, antecedentes, expedientes
  • proteínas
Más sobre MPI für Biochemie
Más sobre Max-Planck-Gesellschaft
  • Noticias

    Superpegamento natural de bayas de muérdago

    Un equipo de investigadores del Instituto Max Planck de Coloides e Interfaces (MPICI) y de la Universidad McGill de Canadá descubrió las fuertes propiedades adhesivas del muérdago blanco. Las fibras flexibles de la baya de muérdago se adhieren tanto a la piel y el cartílago como a diversos ... más

    Ola verde para los "taxis genéticos"

    Los virus ayudan a los investigadores a introducir genes en las células para que puedan producir, por ejemplo, ingredientes farmacéuticos activos. Unos péptidos especiales estimulan el proceso. Hasta ahora, sin embargo, el aumento de la eficacia era poco conocido. Un equipo de investigadore ... más

    Micropartículas con sentimiento

    Un equipo internacional de investigación dirigido por el Instituto Max Planck de Microbiología Marina de Bremen, la Universidad de Aarhus y el laboratorio Science for Life de Uppsala ha desarrollado unas partículas diminutas que miden la concentración de oxígeno en su entorno. De este modo, ... más