29.06.2020 - Max-Planck-Institut für Biologie des Alterns

El ARN circular hace que las moscas de la fruta vivan más tiempo

Un paso más cerca de los misteriosos circRNAs

El ácido ribonucleico, o ARN, es parte de nuestro código genético y está presente en cada célula de nuestro cuerpo. La forma más conocida de ARN es una sola hebra lineal, cuya función es bien conocida y caracterizada. Pero también hay otro tipo de ARN, el llamado "ARN circular", o circRNA, que forma un bucle continuo que lo hace más estable y menos vulnerable a la degradación. Los ARN circulares se acumulan en el cerebro con la edad; sin embargo, las funciones biológicas de la mayoría de los ARN circulares no se conocen y son un enigma para la comunidad científica. Ahora los científicos del Instituto Max Planck de Biología del Envejecimiento han dado un paso más para responder a la pregunta de qué hacen estos misteriosos circARNs: uno de ellos contribuye al proceso de envejecimiento de la mosca de la fruta.

Carina Weigelt y otros investigadores del grupo dirigido por Linda Partridge, Directora del Instituto Max Planck de Biología del Envejecimiento, utilizaron moscas de la fruta para investigar el papel de los circARNs en el proceso de envejecimiento. Los resultados se publicaron en la revista científica Molecular Cell. "Esto es único, porque no se comprende muy bien lo que hacen los circARNs, especialmente no en una perspectiva de envejecimiento. Nadie ha mirado antes a los circARNs en un contexto de longevidad", dice Carina Weigelt, quien realizó la parte principal del estudio. Ella continúa: "Ahora hemos identificado un circARN que puede extender la vida de las moscas de la fruta cuando la incrementamos, y está regulado por la señalización de la insulina".

Un ARNc específico influye en la duración de la vida a través de la señalización de la insulina

La vía de la insulina regula el envejecimiento, el metabolismo, la reproducción y el crecimiento de los gusanos, las moscas y los humanos. Cuando esta vía se bloquea por diferentes métodos, por ejemplo mediante el uso de moscas modificadas genéticamente que carecen de insulina, las moscas viven más tiempo. Pero no se sabe exactamente cómo sucede esto. Los científicos creen ahora que parte de la respuesta podría estar en los ARN circulares. Encontraron un circARN específico, llamado circSulfateless (circSfl), que se comportaba de manera diferente a otros circARNs. El circSfl se expresaba en niveles mucho más altos en las moscas de la fruta de larga vida que carecían de insulina en comparación con las moscas normales. Además, cuando las moscas se manipularon genéticamente para que tuvieran un nivel más alto de circSfl, estas moscas también vivieron más tiempo. Estos hallazgos muestran que no sólo el circSfl depende de la insulina, sino que el propio circSfl puede influir directamente en la vida de las moscas de la fruta.

En las células, las proteínas necesarias que el cuerpo necesita para todo tipo de funciones están hechas de ARNs lineales normales, pero generalmente no de ARNs circulares. De nuevo, los científicos encontraron otra diferencia entre el circSfl y otros ARNs circulares: una proteína está hecha de hecho de circSfl. Se desconoce la función exacta de esta proteína, pero Carina Weigelt dice: "La proteína circSfl es similar pero no idéntica a la clásica proteína Sfl originada por el ARN lineal Sfl. No sabemos exactamente cómo la proteína derivada del circSfl influye en el envejecimiento, pero quizá interactúe con proteínas similares a la proteína Sfl regular".

¿Qué significa esto para la investigación del envejecimiento? Carina Weigelt dice: "Queremos entender cómo funciona el envejecimiento y por qué las moscas que carecen de insulina son longevas. Parece que uno de los mecanismos es el circSfl. Ahora queremos seguir investigando el proceso de envejecimiento mirando otros ARNs circulares también en otros animales". Debido a que los ARN circulares también se acumulan en el cerebro de los mamíferos, estos hallazgos probablemente también tienen importantes implicaciones para los humanos".

  • Weigelt CM, Sehgal R, Tain LS, Cheng J, Eßer J, Pahl A, Dieterich C, Grönke S and Partridge L.; "An insulin-sensitive circular RNA that regulates lifespan in Drosophila"; Mol Cell; 2020.

Nota: Este artículo ha sido traducido utilizando un sistema informático sin intervención humana. LUMITOS ofrece estas traducciones automáticas para presentar una gama más amplia de noticias de actualidad. Como este artículo ha sido traducido con traducción automática, es posible que contenga errores de vocabulario, sintaxis o gramática. El artículo original en Inglés se puede encontrar aquí.

Max-Planck-Institut für Biologie des Alterns

Recommiende artículo PDF / Imprimir artículo

Compartir

Hechos, antecedentes, expedientes
  • ARN
Más sobre MPI für Biologie des Alterns
  • Noticias

    Las señales interorganelares regulan la longevidad

    A medida que las personas envejecen, a menudo se sienten menos energéticas, móviles o activas. Esto puede deberse en parte a la disminución de las mitocondrias, las diminutas centrales eléctricas dentro de nuestras células, que proporcionan energía y regulan el metabolismo. De hecho, las mi ... más

    Nuevas membranas para el reciclaje celular

    Hay una constante limpieza de primavera en nuestras células: El propio sistema de reciclaje de la célula, llamado autofagia, llena bolsas de basura con desechos celulares, las transporta al patio de reciclaje y hace que el material descompuesto vuelva a estar disponible. Los investigadores ... más

    La deficiencia de oxígeno vuelve a conectar las mitocondrias

    Las mitocondrias queman oxígeno y proporcionan energía al cuerpo. Las células que carecen de oxígeno o nutrientes tienen que cambiar su suministro de energía rápidamente para poder seguir creciendo. En un estudio publicado en Nature, científicos del Instituto Max Planck de Biología del Enve ... más

Más sobre Max-Planck-Gesellschaft