23.09.2022 - Universität Basel

Los investigadores convierten las células cancerosas en tipos de células menos dañinas

Los resultados abren una nueva vía para tratar el cáncer de mama triple negativo

Las células cancerosas se asemejan a las células madre al ser extremadamente adaptables. Investigadores de la Universidad de Basilea han identificado compuestos que maduran artificialmente las células de cáncer de mama del subtipo triple negativo, muy agresivo, y las convierten en un estado que se asemeja a las células normales.

El cáncer se produce cuando las células crecen de forma incontrolada y se extienden a otros órganos del cuerpo. Las células cancerosas difieren de las normales en muchos aspectos. Una de las características de las células cancerosas es su gran adaptabilidad a los diferentes entornos del cuerpo y a los tratamientos farmacológicos. En esta característica, se asemejan a las células madre o a las células en una fase temprana de maduración.

Investigadores de la Universidad de Basilea y del Hospital Universitario de Basilea han probado la posibilidad de madurar artificialmente (o, más exactamente, de diferenciar) las células del cáncer de mama como enfoque para convertirlas en un tipo de célula más normal.

La diferenciación es una estrategia terapéutica que se ha aplicado con éxito en el tratamiento de los cánceres sanguíneos, pero aún no en los tumores sólidos. En la revista Oncogene, un grupo de investigación dirigido por el profesor Mohamed Bentires-Alj informa ahora de nuevos y prometedores resultados. Los investigadores lograron utilizar la diferenciación para tratar un tipo de carcinoma especialmente agresivo llamado cáncer de mama triple negativo.

"Demostramos aquí que podemos convertir las células del cáncer de mama en células menos dañinas que dejan de crecer", afirma Bentires-Alj, que dirige el grupo en el Departamento de Biomedicina.

La doble actividad del receptor de estrógenos

La hormona estrógeno actúa como una molécula de señalización en las células al unirse a su receptor asociado, el receptor de estrógeno, induciendo así una serie de efectos biológicos. En la mama normal, las células que expresan el receptor de estrógenos son células mamarias maduras especializadas y no proliferan.

En cambio, en una fracción de los cánceres de mama las células que expresan el receptor de estrógenos proliferan de forma significativa. Estos cánceres de mama se denominan cánceres de mama con receptores de estrógenos positivos y comprenden aproximadamente el 75% de todos los casos de cáncer de mama. Como son sensibles a los estrógenos, pueden tratarse con terapias antiestrogénicas, que son muy eficaces en las pacientes.

Sin embargo, el subtipo de cáncer de mama triple negativo no es susceptible a los estrógenos ni a los antiestrógenos. Este tipo de carcinoma se da sobre todo en mujeres premenopáusicas y suele carecer de opciones de tratamiento eficaces. "Nuestra idea inicial era inducir la expresión del receptor de estrógenos para convertir el cáncer de mama triple negativo en un cáncer de mama con receptor de estrógenos positivo, ya que existen opciones de tratamiento más eficaces para este subtipo", afirma la autora principal del estudio, la Dra. Milica Vulin.

En colaboración con Novartis, el equipo de investigación comprobó la eficacia de más de 9500 compuestos para alcanzar este objetivo. Descubrieron que los compuestos que mostraban los resultados más prometedores eran los inhibidores de una proteína esencial del ciclo celular llamada polo-like kinase 1 (PLK1). La inhibición de esta proteína provocó el deseado aumento de la expresión del receptor de estrógenos. Para sorpresa de los investigadores, esto no sólo convirtió las células de cáncer de mama triple negativo en un tipo de células cancerosas más manejables. Las convirtió en células similares a las normales.

Implicaciones para el tratamiento

"Comprender los mecanismos celulares y moleculares que definen el cáncer y cómo estos mecanismos difieren de las células normales es crucial para desarrollar nuevas terapias innovadoras", afirma Bentires-Alj. Los resultados abren una nueva vía para tratar el cáncer de mama triple negativo. "Los compuestos utilizados en este estudio ya se encuentran en ensayos clínicos para tratar otros tipos de cáncer, como el de sangre, el de pulmón y el de páncreas", prosigue la investigadora. Esto subraya la posibilidad de probar estos compuestos en la clínica y en el tratamiento del cáncer de mama.

Especialmente en la era de las inmunoterapias, se ha sugerido que las células "normales" pueden ser eliminadas por el sistema inmunitario, mientras que las "cancerosas" evaden la muerte de las células inmunitarias. En el futuro, queda por determinar si la terapia de diferenciación puede combinarse con las inmunoterapias. "Estamos persiguiendo estas estrategias, y sólo el tiempo y los recursos se interponen en nuestro camino para seguir avanzando", concluyen los investigadores.

Nota: Este artículo ha sido traducido utilizando un sistema informático sin intervención humana. LUMITOS ofrece estas traducciones automáticas para presentar una gama más amplia de noticias de actualidad. Como este artículo ha sido traducido con traducción automática, es posible que contenga errores de vocabulario, sintaxis o gramática. El artículo original en Inglés se puede encontrar aquí.

Hechos, antecedentes, expedientes
  • células cancerosas
  • cáncer
  • cáncer de mama
  • terapia de diferenciación
Más sobre Universität Basel