Los patobloqueantes, ¿futura alternativa a los antibióticos?

Los investigadores "desfiguran" las bacterias y las vuelven inofensivas

21.05.2024
Computer-generated image

Los investigadores arrancan los dientes venenosos de las bacterias (imagen simbólica).

En la mayoría de los casos, los antibióticos son una forma fiable de protección contra las infecciones bacterianas. Han salvado miles de millones de vidas humanas desde su introducción. Sin embargo, esta protección se ve amenazada por la resistencia de las bacterias a los antibióticos clásicos y por su agresiva patogenicidad. Actualmente, uno de cada siete pacientes con neumonía bacteriana en Alemania muere durante su hospitalización, a pesar del uso de antibióticos. Esto supone unas 30.000 personas al año. La causa de la muerte en estos casos suelen ser las toxinas liberadas por las bacterias, que atacan y acaban destruyendo las células de la persona infectada. Los antibióticos no protegen contra estas toxinas bacterianas. Un estudio publicado en Nature Communications abre ahora la esperanza de nuevas opciones de tratamiento.

Investigadores de la Freie Universität de Berlín y de la Charité - Universitätsmedizin de Berlín han logrado desarrollar moléculas que proporcionan protección contra los patógenos más comunes que inducen neumonía. A estas moléculas las llaman "patobloqueantes". Las nuevas sustancias no matan a las bacterias, sino que desactivan las toxinas que producen. Normalmente, estas toxinas atacan la membrana celular de las células humanas durante una infección, perforando pequeños agujeros en ellas y matándolas. "Hemos identificado moléculas que inactivan las toxinas bacterianas incluso a bajas concentraciones, haciéndolas inofensivas. Aplicando estos compuestos, hemos podido demostrar que debería ser factible proteger por completo las células pulmonares humanas", afirma Jörg Rademann, catedrático de Química Farmacéutica y Medicinal de la Universidad Libre de Berlín y director del proyecto de investigación. En su trabajo, publicado recientemente en la prestigiosa revista Nature Communications, el grupo de Rademann demostró que los nuevos patobloqueantes modifican las toxinas bacterianas de tal modo que pierden su agresiva toxicidad. Los investigadores siguen estudiando si estos nuevos patobloqueantes podrían utilizarse en clínica en el futuro.

Nota: Este artículo ha sido traducido utilizando un sistema informático sin intervención humana. LUMITOS ofrece estas traducciones automáticas para presentar una gama más amplia de noticias de actualidad. Como este artículo ha sido traducido con traducción automática, es posible que contenga errores de vocabulario, sintaxis o gramática. El artículo original en Inglés se puede encontrar aquí.

Publicación original

Más noticias del departamento ciencias

Noticias más leídas

Más noticias de nuestros otros portales

Lucha contra el cáncer: últimos avances y progresos