Formulación de recetas trazable

En busca de la exquisitez

La formulación es la preparación de una sustancia mezclando todos los componentes en la proporción correcta de acuerdo con una fórmula o receta específica. Se trata de un procedimiento relativamente común en las industrias de productos farmacéuticos, cosméticos, químicos y alimentarios.

Al recorrer los pasillos de un supermercado, siempre se descubren nuevos productos en los estantes. Aunque un envase atractivo suele ser lo que primero llama la atención, el aroma y el sabor del producto es lo que impulsa a volver comprarlo. Un producto alimentario con éxito es el resultado de un largo proceso de ensayo y error durante su desarrollo. Cualquier ligera variación de la concentración de almidón en la formulación, o la adición o sustracción de un ingrediente en apariencia insignificante, podría alterar por completo nuestra experiencia sensorial.

El desarrollo de un producto comienza con la identificación de una tendencia de consumo y, por ende, una oportunidad de mercado para un nuevo producto. Los requisitos del mercado al que va dirigido, con características como el sabor y la textura, se definen y entregan a los desarrolladores del producto como un resumen de marketing. Los científicos alimentarios trabajan en una cocina-laboratorio para crear una serie de prototipos. Tras varias comprobaciones y revisiones, la formulación más favorable se adaptará para obtener un producto comercial. Ese es uno de los motivos por los que reviste tanta importancia que la formulación de las recetas sea trazable.

Hechos, antecedentes, expedientes
  • formulación
  • productos farmacéuticos
  • cosméticos
Más sobre Mettler-Toledo